English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Catedral


La Catedral de Florencia, también conocida como Santa Maria del Fiore, se ubica a uno de los lados de la Piazza del Duomo. Su construcción comenzó a finales del siglo XIII, con el diseño a cargo de Arnolfo di Cambio, quien era un afamado arquitecto y escultor seguidor del estilo gótico.

La catedral dispone de una nave principal con dos naves laterales y un ábdise trasero. Cuando di Cambio falleció, la construcción de la catedral se postergó y fue luego retomada por Giotto en 1334. El maestro diseñó el campanario; pero la construcción se volvió a interrumpir cuando éste falleció en el año 1337. La continuación del proyecto estuvo a cargo de Andrea Pisano y Francesco Talenti. La construcción de la catedral llegó finalmente a su fin en el año 1359. El campanile tiene 85m de alto y 414 escalones que conducen a la cima; desde allí, las vistas de Florencia son simplemente maravillosas.

A partir de mediados del siglo XIV, los artistas florentinos dejaron de lado el estilo gótico, y se dedicaron a incorporar el estilo romano. El aire gótico de la catedral quedó escondido detrás del mármol rojo de Siena, el blanco de Carrara y el verde de Prato. El florentino Lorenzo Ghiberti y el ofrebre y escultor Filippo Brunelleschi tuvieron a su cargo la finalización de la Catedral.

Brunelleschi hizo las estatuas para el Duomo y diseñó un innovador proyecto para hacer que la Catedral fiorentina fuese la más grande de su tiempo. El proyecto fue aprobado y Brunelleschi quedó al mando. Para el año 1421, la base en forma poligonal ya se había completado; a diferencia de la cúpula, que fue terminada 15 años más tarde. Su roja cúpula era en ese entonces la más grande del mundo, con 45m de diámentro y 100m de altura; y pronto se convirtió en el símbolo de Florencia.

La fachada de la Catedral fue destruida a finales del siglo XVI. Emilio de Fabris volvió a diseñarla, una modificación que se parecía un poco al estilo gótico que se le había dado al campanile; y se incorporó mármol en diferentes colores.

Hoy la Catedral alberga algunas piezas de arte, entre las cuales se encuentran verdaderas obras maestras. Aquí hay una lista incompleta de algunas de las obras que no hay que perderse en una visita a esta maravillosa e inigualable Catedral de Santa Maria dei Fiore: los mosaicos del siglo XIV en la entrada principal realizados por Gaddo Gaddi; las fabulosas ventanas del siglo XV hechas por Andrea del Castagno, Paolo Uccello, Donatello e Lorenzo Ghiberti; el Juicio Final de Vasari y Federico Zuccari en la cúpula; los retratos de Sir John Hawkwood y Niccolo da Tolentino el mercenario peleando por Florencia, de Uccello y Andrea del Castagno (en la entrada principal); el gigantesco reloj litúrgico de Uccello; el homenaje a Dante Alighieri y su Divina Comedia realizado por Domenico di Michelino; bustos de Giotto, Brunelleschi, Marsilio Ficino y Antonio Squarcialupi (el organista de la Catedral); el Altar de San Zanobious de Lorenzo Ghiberti y Uno de los Santos Sacramentos y la urna que conserva las reliquias del santo; la Última Cena de Giovanni Balducci, y las puertas de bronce eralizadas por Luca della Robbia adornadas con sus relieves que representan la Ascensión de Cristo y la Resurrección de Cristo.

 
Toscana