English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Chiesa Santa Trinità


La Chiesa Santa Trinità se encuentra en Piazza Trinità, al norte del Río Arno y fuera de la Via de’ Tornabuoni. Es una de las iglesias más antiguas de la ciudad y jamás se ha restringido su tarea al orden religiosos. Tanto su interior como su exterior es sencillamente admirable. Miguel Ángel la llamaba la “hermosa dama”. Lamentablemente, no muchos turistas la visitas, salvo aquellos admiradores del estilo manierista gótico y el arte romántico.

En esta iglesia se encuentran algunas obras de arte de Lorenzo Monaco y Domenico Ghirlandaio, así como también de otros artistas toscanos.

Se encuentra frente al magnífico Palazzo Bartolini Salimbeni, creado y construido por Agnolo di Baccio en la segunda década del siglo XVI.

La columna de justicia domina la plaza desde el centro. Esta obra de arte romana se trajo desde las Termas de Caracalla, y muchos años más tarde se entregó al Papa Pío Pius IV, un Papa de la familia Medici, al Gran Duque de la Toscana. La plaza también tiene una obra de Tadda que conmemora la victoria sobre Siena en la Batalla de Marciano (1554).

Se dice que donde hoy se encuentra la iglesia antes hubo otra que data del siglo IX. Los monjes vallombrosianos construyeron Santa Trinita en el siglo XI gracias a la ayuda de las familias ricas florentinas. La iglesia sufrió varias modificaciones y pasó por varios estilos. Uno de estos cambios sucedió en el siglo XIV, y se le dió un toque gótico esta vez. El estilo romántico de la construcción se encuentra en el muro frontal interno, bajo el piso y en la cripta. Los mosaicos originales del piso se conservan en el Museo Bargello. La fachada actual fue creada por un arquitesta manierista y florentino, Bernardo Buontalenti.

La estructura de la iglesia consiste de una nave y dos transeptos alineados con preciosas capillas. Entre ellas se encuentra la Capilla Sassetti y la Capilla de Bartolini Salimbeni, que son consideradas las más elegantes del siglo XV.

La Madonna de la Santa Trinità (1280 ca.) se encontraba sobre el altar superior, pero hoy día se encuentra en la Galería Uffizi desde el año 1919.

La Sassetti Cappella fue un encargo del banquero Francesco Sassetti a Guiliano da Sangalo y  Domenico Ghirlandaio, quien estuvo a cargo de embellecer los muros. Su construcción comenzó en el año 1480 y se terminó cinco años más tarde. Ghirlandaio eligió como tema para sus frescos la vida de San Francisco. Los eventos representados en el ciclo son los siguientes: La Rinuncia ai Beni Terreni y Los estigmas de San Francisco; La Prueba de Fuego ante el Sultán (hecha entre Domenico Ghirlandaio y su hermano Andrea) y Rituales Funerarios de San Francesco ; S. Francesco recibiendo la Orden del Papa Honorius y Resurrezione del Fanciullo y el retablo de Domenico Ghirlandaio, L'Adorazione dei Pastori hacen aún más lindo el altar. Los restos de Francesco Sassetti y su esposa descansan en unos sarcófagos en la capilla.

La Cappella Bartolini Salimbeni es la cuarta capilla a la derecha. El artista gótico y toscano Lorenzo Monaco realizó los dibujos de los santos, profetas y escenas de la vida de María. También hizo el retablo L'Annunciazione. Todos estos trabajos fueron realizados en los últimos tiempos de su vida. En los muros del lado derecho del transepto es el fabuloso trabajo de Ghirlandaio. El artista creó las representaciones de David y el Sybil haciendo predicciones anticipando al Emperador Augusto el nacimiento de Jesús en los muros sobre la puerta de las capillas en esta sección de la basílica.

La Cruz de San Giovanni Gualberto se encuentra en el transepto derecho. La capilla alberga reliquias de cristal donde se conserva un trozo de la columna donde se habría torturado a Jesús.

La Cappella di San Pietro es la primera hacia la derecha. Las pinturas representan la vida de San Pedro, eventos tales como Jesús camina sobre el agua para salvar a Pedro; y luego S. Pero que tiene las llaves del paraíso. También hay un Jesús de bronce de Felice di Palma.

La siguiente capilla expone el fresco de Giovanni dal Ponte, Corten la Cabeza a un Santo  y Flagelación de S. Bartolomeo. Hacia la izquierda,  se encuentra la extraordinaria tumba del obispo Benozzo Federighi, hecha por Luca della Robbia.

La primera capilla con la que una se encuentra de frente a la iglesia es la sepultura de Santa Magdalena y realizada por Desiderio da Settignano y Benedetto da Maiano.  

La Capilla de Santa Catalina de Siena se encuentra dos capillas después de la descripta anteriormente. Neri di Bicci hizo los frescos que la adornan, utilizando la vida de Santa Catalina como tema. Aquí también está la obra tan afamada de este artista, Annunciazione.

La sacristía tiene montones de frescos descubiertos en los muros de la basílica que datan de los primeros años del siglo XIV. Están cubiertos de pintura blanca, tal vez desde el siglo XVII. La restauración que se llevó a cabo luego de la terrible inundación en el año 1966 develó estas maravillas. Algunas de ellas son la preciosa Noli me Tangere, de Puccio Capanna.

 

 
Toscana