English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Museo Arqueológico
El Museo Arqueológico se encuentra en el Palazzo della Crocetta, Via della Colonna 38. Cierra los sábados y el segundo y cuarto lunes de cada mes; está abierto los lunes de 2 a 7pm; martes y jueves de 8.30am a 7pm; miércoles, viernes y domingos de 8.30am a 2pm; y el boleto para ingresar cuesta €4. Este museo se encuentra junto a la Piazza della Santísima Annunziattta. Giulio Parigi, alumno de Bernardo Buontalenti, fue el encargado de diseñar y construir este palacio para la Gran Duquesa Maria Maddalena d’Austria, casada con Cosme de Medici en la segunda década  del siglo XVII.

El Palazzo della Crocetta estaba conectado a la Chiesa della Santissima Annunziata por un pasillo y al monasterio por dos pasadizos subterráneos. Los jardines del Palazzo della Crocetta también tenían una capilla que había sido mandada a hacer por los Medici y que se encontraba junto al Oratorio della Compagnia di San Jacopo del Nicchio, una confraternidad florentina de origen medieval que siempre se había caracterizado por su rica cultura y porque fomentaba el arte, enseñaba música y organizaba conciertos.

A finales del siglo XVIII, el Gran Duque Pedro Leopoldo de Habsburgo-Lorena renovó el palacio y sus jardines, y trasladó la capilla donde se encontraba la academia. El jardín estaba junto al oratorio, que pasó a ser el jardín de invierno. Cuando los Habsburgo-Lorena estaban en el gobierno, decretaron la Confraternidad de San Jacopo del Nicchio, por lo que todas las otras 200 confraternidades religiosas que existían en la ciudad en aquel entonces tuvieron que abolirse.

En el corto período en que Florencia fue la capital del reino, el palacio fue sede del Tribunale dei Conti. Y desde 1880, el palacio ha albergado este museo, el más antiguo en su especie en el país. Giuseppe Poggi, arquitecto e ingeniero a cargo de modificar la ciudad cuando esta se convirtió en la capital, y su asistente y diseñador de jardines Attilio Pucci dieron a los jardines un toque majestuoso. Se plantaron cedros, pinos, cipreses, magnolias y otras plantas. Transformaron el lugar en un fantástico museo al aire libre con columnas, esculturas, tumbas y vestigios de monumentos pertenecientes a la civilización etrusca. Las obras de las civilizaciones etrusca, griega, helenística y romana estuvieron antes en el Palazzo Vecchio y luego en la Galleria dei Uffizi, ya que habían pertenecido a la colección de los Medici; y luego fueron al Palazzo della Crocetta antes de llegar al Museo Arqueológico.

En el siglo XV, Cosme el Viejo dio comienzo a su colección de obras de arte que abarcaba piezas etruscas, griegas, helenísticas y romanas y que estaba conformada por esculturas, estatuas, monedas y joyas. Todas las generaciones de Medici que le siguieron agrandaron aún más la colección, en particular Cosme I y el Cardenal Leopoldo de Medici. La colección siguió creciendo durante el gobierno de Pedro Leopoldo de Habsburgo-Lorena y sus sucesores (mediados del siglo XVIII en adelante). La colección de piezas arqueológicas de los Medici fue llevada al Uffizi e inauguraron así la sección egipcia del museo. La colección privada del egiptólogo y coleccionista Giuseppe Nizzoli se trajo aquí para agregar a la colección en el siglo XIX; y se sumaron más piezas luego de la expedición a Egipto respaldada por el Gran Duque Leopoldo II. La expedición estuvo a cargo del filólogo y professor de la Universidad de Pisa, Ippolito Rossellini. La expedición italiana y la francesa fueron juntas. Champolion fue a la cabeza de la francesa, y se lo consideró el padre fundador del Epiteto de Egiptología, y fue miembro de la Academie des Inscriptions y primer director del Museo Egipcio en el Louvre.

Otras dos expediciones, en los años 1885 y 1891, y con Ernesto Schiapparelli a la cabeza, Profesor de Egiptología y Director del Museo Egipcio en Turín, consiguió aún más piezas para agregar a la colección, que luego se convirtió en un Museo Egipcio dentro del Museo Arqueológico. Este Museo Egipcio es el segundo en importancia en Italia, luego del de Turín.

Hay tres secciones en el museo arqueológico: la Sección Topográfica Etrusca, la Sección Etrusco-Greco-Helenístico-Romana y la Sección Egipcia. La primera sala en la planta baja exhibe grandes obras de origen etrusco. Una de ellas es una gran escultura de bronce denominada The Wounded Chimera of Bellerophon, en donde se puede ver un león con la cabeza de una cabra saliendo de su espalda y una serpiente como cola. Esta escultura data de los comienzos del siglo IV aC y fue descubierta en el 1553 en las afueras de Arezzo. Su restauración estuvo a cargo de Benvenuto Cellini.

Hay más obras etruscas en este museo; como por ejemplo L'Anfora di Baratti, del siglo IV aC y decorada con alrededor de 125 medallones de divinidades y héroes, y que se encuentra en la tercera sala; la gran estatua de bronce de Minerva; y el Arringatore (Orador), en la sala 13, que fuese descubierta en el Lago Trasimeno a mediados del siglo XVI y se ha convertido en un signo de la influencia de Roma sobre el pueblo etrusco.

La enorme colección de incalculable valor de urnas funerarias etruscas y sarcófagos incluye, entre otros, el sarcófago Mater Matris del siglo V aC, descubierto en Chiusi; el sarcófago Amazzoni también del siglo IV aC; el sarcófago de Larthia Seianti, mujer de la nobleza; y el sarcófago del siglo II aC conocido como The Fat Man (El Hombre Gordo), de Chiusi.

La obra más deslumbrante se encuentra en la Sala 13. Se llama Idolin, es una obra de origen griego y es el tronco desnudo de un hombre hecho en bronce, y data del 480aC. Se cree que podría haber sido hecho por Policleto. La obra fue descubierta en el mar por un pescador. La Sala 13 también exhibe la Cabeza de Caballo (cerca del siglo I aC), que también es considerada parte de la escultura griega. Esta última pieza había pertenecido a la colección de los Medici.

La amplia colección de jarros en este museo incluye el famoso Vaso François (570 aC), de origen griego y descubierto en una tumba en la provincia de Chiusi. Este jarrón lleva impresas las firmas de Ergotimos y Kleitias, y tiene unos diseños en rojo y negro que representan la mitología griega. 

Hoy en día, la Sección Egipcia ocupa el primer piso, pero antes solía ubicarse en el Cenacolo de Foligno. Su colección cuenta con prendas de vestir y objetos hechos de lana y huesos encontrados en tumbas egipcias. Lo más importante de la colección se conserva en la tercera sala, un carro de guerra hitita del siglo XIV aC. 
 


 
Toscana