English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Museo Uffizi


El Museo degli Uffizi (o Galería Uffizi) se encuentra en la Piazzale degli Uffizi, y es reconocido en todo el mundo gracias a la importancia de las pinturas y esculturas que alberga. En el año 1560, Cosme I encargó a Giorgio Vasari que construyera este museo y así crear las oficinas centrales del poder judicial de Florencia. Vasari, quien también estuvo a cargo del diseño del pasillo que conecta el Uffizi con el Palazzo Pitti, completó la obra en el año 1581.

Cosme I fue quien tuvo la idea de que el museo se construyera en el tercer piso del edificio. Sin embargo, fue su hijo Francesco I quien finalmente comenzó con su construcción. Éste se lo encargo al famoso arquitecto, ingeniero y pintor Bernardo Buontalenti.

Siglos después, la colección de la familia ya era verdaderamente extensa, y a ella se le agregaron obras que el Cardenal Leopoldo, tío de Cosme III, también había coleccionado; por lo que el Gran Duque ordenó el agrandamiento de la galería.

Anna Maria de’Medici (muerta en 1743) dio a la ciudad de Florencia toda la colección, dejando como condición en su testamento que esta permaneciera en Florencia para que todo el mundo pudiera disfrutarla.

La colección se organizó por primera vez en el año 1782, y luego otra vez en 1919.

 

La colección de la Galleria degli Uffizi se encuentra en el piso superior.


Sala 1- Sala Archeologica
Alberga esculturas, relieves y urnas fúnebres romanas de los siglos II y III aC.


Sala 2- Sala del Duecento e di Giotto
Aquí se encuentran exponentes del arte florentino y toscano de los siglos XII y XIII. Algunos de ellos son: Maddonna Rucellai, de Duccio di Boninsegna; la Madonna col Bambino e Santi y la Madonna di Ognissanti, de Giotto; la Madonna di S. Trinità, de Cimabue; y Le Stimmate di S. Francesco, del Maestro del San Francesco Bardi.


Sala 3- Sala del Trecento Senese
Aquí se encuentran exponentes del siglo XIV: Simone Martini y Lippo Memmi, Ambrogio Lorenzetti y Pietro Lorenzetti.


Sala 4- Sala del Trecento Fiorentino
En esta sala hay obras de la escuela florentina de los siglos XIV y XV. Algunas de las más importantes son: el tríptico de Taddeo Gaddi Scene della vita di S. Matteo, la L’Adorazione dei Magi y Quattro Santi, de Gentile da Fabriano.


Sala 7– Sala del Primo Rinascimento
Esta sala está dedicada al primer período del Renacentismo italiano. Las obras que se destacan son: la Madonna col Bambino e S. Anna (Massaccio y Masolino), el Ritratto di Battista Sforza e Federico di Montefeltro, Duca di Urbino (Piero della Francesca), La Battaglia di San Romano (Paolo Uccello) y el retablo Santa Lucia de’ Magnoli (Domenico Veneziano).


Sala 8- Sala dei Lippi
Algunas de las piezas más importantes de esta sala dedicada a padre e hijo son Madonna col Bambino e Angeli, L’Incoronazione della Vergine y L’Adorazione dei Magi.


Sala 9- Sala dei Pollaioulo
La mayoría de estas piezas pertenecieron a Antonio y Piero del Pollaiouolo (siglo XV). Algunas de las obras en esta sala son: Ritratto di una Dama (Antonio del Pollaioulo), el retablo I Santi Giacomo, Vincenzo ed Eustachio (trabajo conjunto) y la Virtú.


Salas 10 a 14 - Sala del Botticelli
En estas salas, la mayoría de las piezas exhibidas son creaciones del gran Botticelli. Entre ellas se encuentran La Primavera, La Nascita di Venere y el retablo de S. Barnaba.

Otro artista que figura en una de estas salas es Hugo van der Goes, con su Portinari, un tríptico del siglo XV.


Sala 15 – Sala di Leonardo
El afamado artista no es el único que llena esta sala con su arte. También pueden verse algunas obras de artistas de la misma época de Leonardo, tales como Pietro Perugino, Lorenzo di Credi, Piero di Cosimo y Luca Signorelli.

Algunas de las obras en esta sala son: Annunciazione, de Leonardo da Vinci; y Trinità, Madonna col Bambino, Santi e Arcangeli y la Crocifissione e Santa Maria Maddalena, de Luca Signorelli. Todas las obras aquí exhibidas son de tema religioso.


Sala 16 - Sala delle Carte Geografiche
Lo que solía ser una logia hoy es una sala que exhibe las representaciones cartográficas antiguas Dominio Vecchio Florentino, lo Stato di Sienna y L'Isola d'Elba, creadas por Ludovico Buti.

También están aquí la obra Deposizione, de Roger van der Weyden, e ilustraciones romanas de los siglos II y III dC.


Sala 17 – Sala dell’Ermafrodito
En esta sala se exhibe la escultura de bronce denominada L’Ermafrodito Dormiente, una réplica romana del original griego de Policleto; y también hay ilustraciones de origen romano que pertenecieron a la colección arqueológica de los Medici; pequeñas esculturas neo-romanas de Willem van Tetrode (siglo XVI), y el Tavolo dei Fiori, de Jacopo Ligozzi (siglo XVII). Y todo coronado por un maravilloso techo con escenas matemáticas y científicas.


Sala 18 - La Tribuna
Francesco I encargó a Bernardo Buontalenti que construyera esta sala siguiendo un diseño octogonal. Su colección incluye una mesa de piedra hecha por Jacopo Ligozzi y obras de arte romano y griego, entre las que se destaca la répica del siglo I de Venere, de Praxíteles.

También hay muchos retratos hechos por artistas italianos del siglo XVI. El Ritratto di Lorenzo Il Magnifico, L’Allegoria della Concezione y Il Profeta Eliseo, de Giorgio Vasari; y el Ritratto di Bia de Medici, Ritratto di Cosimo I de Medici, Ritratto di Don Giovanni de Medici, Ritratto di Eleonora di Toledo con il figlio y el Ritratto di Lucrezia Panciatichi, de Bronzino, son algunas de las obras más destacadas. Ridolfo del Ghirlandaio y Jacopo Pontormo también tienen algunas de sus obras en esta sala.


Sala 19 - Sala del Perugino e di Signorelli
Ferdinando I Medici hizo que se construyera esta sala donde antes se encontraba el arsenal. Está dedicada a pequeñas pinturas realizadas entre los siglos XV y XVI por artistas del norte y centro de Italia. Algunas de las obras aquí exhibidas son: Ritratto di Francesco delle Opere, de Pietro Perugino; dos medallones de L’Allegoria della fecondità e dell’abbondanza, de Luca Signorelli, y Perseo Libera Andromeda, de Piero di Cosimo.


Sala 20 – Sala di Dürer
Aquí queda representado el Renacentismo alemán. Albrecht Dürer y Lucas Cranach el Viejo son los artistas que adornan las paredes de esta sala. L’Adorazione dei Magi y el Ritratto del Padre dell’Artista, ambos hechos por Albrecht Dürer, y Adamo ed Eva, de Cranach el Viejo son algunas de las obras en exhibición.


Sala 21 - Sala del Giambellino e di Giorgione
Aquí se aprecia lo que fue la escuela veneciana de los siglos XV y XVII. También hay algunas obras de Emilian Lorenzo Costa y Cosmè Tura.

Las obras más destacadas son: La Sacra Allegoria y La Lamentazione sopra il Corpo di Cristo, de Giambellino, y el Ritratto di Guerriero col suo Cavallerizzo (retrato del condottiere veneciano Gattamelata y su caballerizo), de Giorgione en 1509. 


Sala 22 - Sala dei Fiamminghi e Tedeschi del Rinascimento
Ludovico Buti (siglo XVI) fue el responsable de decorar el techo de esta sala con frescos que representasen escenas épicas.

Aquí se encuentran pequeñas obras del Renacentismo alemán y obras flamencas. El Ritratto di Benedetto Portinari y S. Benedetto, ambos hechos por Hans Memling, se encuentran en esta sala.


Sala 23 - Sala di Mantegna e di Correggio
Al igual que la sala anterior, el techo de esta fue decorado por Ludovico Buti, quien dibujó armas antiguas y estructuras de defensa. La sala está dedicada a artistas de los siglos XV y XVI, representantes del Renacentismo italiano del norte. Entre ellos, Mantagna y Correggio.


Sala 24 - Gabinetto delle miniature
La colección en esta sala está compuesta de alrededor de 400 retratos que pertenecieron al Cardenal Leopoldo de Medici (siglo XVII). Todos ellos representan diferentes períodos y regiones.


Sala 25 – Sala di Michelangelo e dei Fiorentini
Miguel Ángel, Màriotto Albertinelli y Fra Bartolomeo son algunos de los artistas que aquí quedan representados. La obra más importante de la sala es Tondo Doni, de Miguel Ángel, que fue encargada por Angelo Doni en los primeros años del siglo XVI.


Sala 26 - Sala di Raffaello e di Andrea del Sarto
Aquí hay obras de Rafael, Andrea del Sarto y Il Puligo. Entre ellas se encuentran la Dama col cestello di fusi, de Andrea del Sarto; el Ritratto di Elisabetta Gonzaga, de Rafael; el Ritratto Virile, de Il Franciabigio, y el Ritratto di Pietro Carnesecchi, de Il Puligo.


Sala 27 – Sala del Pontormo e del Rosso Fiorentino
Aquí se exhiben exponentes de la escuela florentina del siglo XVI. Las obras más destacadas son: Compianto sul Cristo Morto; la Sacra Famiglia Panciatichi, de Il Bronzino; el Ritratto di Maria Salviati, La Cena in Emmaus, S. Antonio Abate, I Diecimila Martiri y la Natività di San Giovanni, de Jacopo Pontormo; Cristo davanti a Caifas, Storie di S. Acacio y la Deposizione della Croce, de Il Bachiaca y la Sacra Famiglia con San Giovannino, de Il Beccafumi. También hay algunas de Rosso Fiorentino.


Sala 28 – Sala di Tiziano e di Sebastiano del Piombo
En esta sala están los artistas más destacados de la escuela veneciana del siglo XVI. La sala alberga la Sacra Famiglia con S. Giovannino e la Maddalena, la Resurrezione di Lazzaro y Giuditta, de Jacopo di Palma el Viejo; y también varias obras de Tiziano, tales como la Madonna delle Rose, el Cristo Risorto, el Ritratto del Vescovo Ludovico Beccadelli, el Ritratto di Eleonora Gonzaga, La Morte di Adone y el Ritratto di Donna, de Sebastiano del Piombo.


Salas 29 y 30- Sala del Dosso e del Parmigianino
Estas obras fueron realizadas a partir del siglo XVI.


La Madonna di S. Zaccaria y el Ritratto Virile; La Madonna dal collo lungo, de Parmigianino; el Riposo Durante la Fuga in Egitto; el Ritratto di Guerriero, el Rittrato Virile, el Ritratto di Donna y la Allegoria di Ercole, de Dosso Dossi, son algunas de las obras en estas salas.


Sala 31 - Sala del Veronese
Entre las obras de esta colección se encuentra el Martirio di S. Giustina, la Sacra Famiglia con S. Barbara e S. Giovannino, La Madonna in Trono tra santo e donatori, la Visitazione, la Annunciazione, S. Agata Incoronata dagli Angeli y Ester Condotta da Assuero.


Sala 32- Sala del Bassano e del Tintoretto
En esta sala se encuentran obras realizadas por artistas de la escuela veneciana realizadas durante la segunda mitad del siglo XVI. Entre ellas se encuentran: la Salita al Calvario, Giuda e Tamar y Chira alla Ricerca di Tamar, de Jacopo Bassano. La Samaritana al Pozzo, Ritratto di Gentiloumo, Ritratto di Ammiraglio Veneziano, Ritratto di Uomo dai Capelli Rossi y Ritratto di Jacopo Sansovino, de Tintoretto; y Ritratto di Uomo con Pellicia,de Paris Bordon.


Sala 33- Corridoio del Cinquecento
En este enorme corredor se exhiben pinturas del siglo XVI.

L’Adorazione dei Pastori, La Fucina di Vulcano y Artemisa piange Mausolo, de Giorgio Vasari; Cristo Deposto, de Il Bronzino; L’Età del ferro, de Jacopo Zucchi; Venre e Amore, de Alessandro Allori; la Madonna col Bambino e Santi, de Santi di Tito; Ritratto di Elisabetta di Valois, de Alonso Sánchez Coello, entre otros, son algunas obras representativas de los diferentes períodos.


Sala 34 - Sala dei Lombardi
En esta sala se exponen obras de discípulos de la escuela Lombarda del primer período de la Contrarreforma.

Las más destacadas son: el retablo de Madonna col Bambino e S. Margherita e Maria Maddalena, de Girolamo Figino; el pequeño retrato Testa di Fanciullo, de Lorenzo Lotto; y el retablo La Sacra Famiglia e Santi.


Sala 35 - Sala del Barocci e della Controriforma Toscana
Los períodos representados en esta sala son el Barroco y la Contrarreforma. Los artistas y obras que representan dichos períodos en esta sala son: la Assunzione della Vergine, de Lodovico Buti; Cristo Morto e pianto da Maria e dagli Angeli,de Alessandro Allori; San Luca che dipinge Maria, de Domenico Passignano; S. Francesco rivece le stigmate y el Martirio di S. Barbara, de Il Cigoli; y  Cristo nella casa di Marta e Maria, de Gregorio Pagani.


Sala 41 – Sala di Rubens
Peter Paul Rubens y otros pintores flamentos y españoles de su tiempo se encuentran representados en esta sala. Las pinturas de Rubens del Rey Enrique IV; el Ritratto di Isabella Brandt; el retrato de Margherita di Lorena, de Anton Van Dyck; Galileo, de Justus Sustermans, y Filippo IV di Spagna, de Diego de Velázquez se encuentran en esta sala.


Sala 42– Sala della Niobe
El tema de esta sala es el mito griego de Niobe. Niobe fue una mujer mortal, hija de Tántalo y casada con Anfión. Homero se refirió a ella en la Ilíada, y Sófocles hizo lo mismo en Antígona. Aquí también hay reproducciones de esculturas y urnas fúnebres de la última parte del período Helnístico, la mayoría conectadas con Niobe. Se encuentra también Il giuramento del Senato Fiorentino a Ferdinando II de’ Medici, de Justus Suttermans (siglo XVII).


Sala 43 – Sala del Seicento italiano ed europeo
En esta sala se albergan obras de arte europeo del siglo XVII que pertenecieron a la colección de los Medici. Más piezas de este período se encuentran también en la Galleria Palatina, en el Vasarian Corridor y en la Galleria degli Uffizi.


Los destacados de esta sala: Venere, Satiro ed Amorini y el Autoritratto di profilo (Annibale Carraci), la Sibilla Samia (Guercino), el Tributo della Moneta (Bernardo Strozzi), la Suonatore di Flauto (Sigismondo Coccapani), Vanitas (Mattia Preti), el Ritratto del Cardinale Agucci (Domenichino) y Due contadine ed un negro (Justus Suttermans).


Sala 44 - Sala di Rembrandt e dei Fiamminghi del Seicento
La sala lleva este nombre en honor a sus máximos exponentes, Rembrandt y sus contemporáneos flamencos. Algunas de las obras a destacar son: Autoritratto da giovane; Autoritratto da vecchio and Il Rabbino (Rembrandt); Dama che accorda il liuto; de Gabriel Metsu; L’Avaro, de Hendrick Pot; la Venditrice di fritelle, de Gerrit Dou; el Ritratto di gentiluomo y el Ritratto di gentildonna, de Michiel Janz van Miereveldt.


Sala 45 – Sala del Settecento italiano ed europeo:
Aquí se exponen obras de artistas de todo Europa correspondientes al siglo XVIII. Los imperdibles de esta sala son: Ritratto di María Teresa de Vallabriga a cavallo (Francisco de Goya), Rinaldo si specchia nello scudo di Ubaldo y Rinaldo abbandona Armida, de Giambattista Tiepolo, entre otros.


Corredor Este de Uffizi
Esta sección corresponde a la parte más antigua del Uffizi, cuando Francesco I la mandó a construir en el año 1589.


Las figuras en el techo son obra de Antonio Tempesta y algunos artistas de su estudio, todos guiados por Alessandro Allori.

En este corredor se exhiben antiguas esculturas que alguna vez pertenecieron al Palazzo Pitti. De hecho, son copias romanas de piezas griegas originales. El Ercole Farnese es una copia del original hecho por Lisipo. El Escolapio es la copia de una obra de los tiempos de Fidias, el escultural grupo de Dionisio e il Satiro es una copia del original de Praxíteles.

También hay varios retratos de hombres importantes que pertenecieron a la Colección Gioviana; y también retratos de miembros de la familia Medici, tales como Giovanni di Bicci, Cosimo Il Vecchio, Piero Il Gottoso, Lorenzo Il Magnifico, Papa Leone X, Papa Clemente VII, Giovanni dalle Bande Nere y Cosme I.


Segundo Corredor de Uffizi

Desde las ventanas de este corredor se obtienen unas maravillosas vistas de las colinas de Florencia y su Río Arno.

Giuseppe Nasini y Giuseppe Tonelli realizaron los frescos de carácter religioso que pueden admirarse en el techo de este corredor, y lo hicieron a finales del siglo XVII como un encargo de Cosme III de Medici.

Hay también algunas obras romanas y griegas de períodos helenísticos. Las más destacados son Cupido e Psiche y Alessandro morente.


Corredor del Oeste de Uffizi

Cosme III de Medici encargó que se modificara la decoración de este corredor. Un inciendio en el año 1762 destruyó algunas de las obras de Cosimo Ulivelli, Giacomo Chiavistelli y Angelo Gori. Más tarde, estas obras fueron reemplazadas por otras de Giuliano Traballesi, Giuliano Terreni y Giuseppe del Moro. Representan la última parte del período Barroco y la escuela Neoclásica.

Aquí se albergan también replicas romanas y manieristas de esculturas del período helenístico. Las más destacadas son: la escultura de Laocoonte, de Baccio Bandinelli (1520-24) y dos estatuas romanas del mito de Apolo y Marsia, una en rojo y la otra en blanco.


El Hall de Salida del Uffizi
Aquí se encuentran urnas fúnebres y esculturas romanas del período que va desde la primera mitad del siglo I dC al III dC. También hay lienzos del barroco italiano representados por Santa Caterina di Siena y Santa Cecilia, de Bernardo Strozzi; David festeggiato dalle fanciulle y David placa con l’arpa le angosce di Saul, de Giovan Battista Spinelli; y el maravilloso Trionfo di Galatea, de Luca Giordano.


También están las salas dedicadas cada una de ellas a un artista en particular y que llevan sus nombres. Así se pueden visitar: la Sala de Caravaggio, la Sala de Bartolomeo Manfredi, la Sala Gherardo delle Notti, la Sala de los seguidores de Caravaggio (Caravaggeschi) y la Sala de Guido Reni.

 
Toscana