English Spanish
Home Links Contacts Give us a link
 
Main Cities
Via de'Tornabuoni


Esta famosísima calle comienza en el Arno y culmina en la Piazza Repubblica, donde antes se encontraba el foro en tiempos romanos. La calle lleva el nombre de la antigua y afamada familia de Florencia unida a los Medici a través del matrimonio. Dos de los miembros más atractivos de la familia eran mujeres.

Lucrezia Tornabuoni, famosa por su conocimiento sobre política y literatura, era una de ellas. A la edad de 17 años se casó con Piero de Medici. Escribía laudi, sonetos y trianari en idioma vernáculo. Algunos de sus poemas y una antología de cartas fueron publicadas antes de su muerte; e incluso el gramático Agnolo Poliziano se refirió a ella y sus escritos.

La segunda gran mujer extremadamente hermosa de esta familia fue Giovanna degli Albizi. A los 17 se casó con el primo de Lorenzo el Magnífico, Lorenzo Tornabuoni. Su boda en la catedral florentina se describe en los libros de historia como una de las más lujosas y en donde muchas figuras de la política y la nobleza se vieron reunidos. Su tumba se encuentra hoy en la Cappella Tornabuoni en la Basilica di Santa Maria Novella. Ambas mujeres fueron incluidas en la obra Visitazione de Domenico Ghirlandaio (1490), en una de las escenas del ciclo cuyo tema es San Juan el Bautista. Ghirlandaio ya había retratado a Giovanna en el año 1488. Esta obra se encuentra hoy el el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. Giovanna fue también la figura de Venus en el fresco de Botticcelli, Venere e le Grazie offrono doni a una giovane donna (Venus y las Gracias ofreciendo presentes a una joven), hoy en el Museo del Louvre, en París.

La calle más glamorosa de la ciudad no sólo está dedicada al encanto de la moda. También es un recordatorio de aquella poderosa familia de la cual estas dos maravillosas mujeres dejaron su marca indeleble de belleza y elegancia.

Esta fina y extensa calle está escortada por elegantes casas y hoteles, cafeterías y restaurantes, y el Jockey Club, todos ellos en el interior de lo que supieron ser fabulosos palacios renacentistas.

 



 
Toscana